Okami Bio

ENVÍOS GRATIS A EUROPA CON PEDIDOS DE MÁS DE 30€

MÁS EDUCACIÓN MENOS MEDICACIÓN

 + EDUCACIÓN – MEDICACIÓN

Cuando sentimos dolor o estamos enfermos sólo queremos una cosa: sentirnos bien de nuevo, pase lo que pase.   Esto a menudo incluye el pensamiento o muy probablemente también el acto de tomar la medicación. Porque queremos estar mejor AHORA.

Una vez que estamos bien, nos olvidamos de lo mal que nos sentimos o de cuánto dolor tuvimos, simplemente continuamos con nuestra vida diaria y probablemente con algunos hábitos no tan saludables.

Los medicamentos con receta o incluso los de venta libre pueden ayudar, pero no es gratis.
Vienen con un montón de efectos secundarios. ¿Pero quién lee la hoja de especificaciones? Nadie. Porque una vez que empiezas a leer te sientes peor con todos los posibles efectos secundarios mencionados. Bah… esto es sólo un asunto regulatorio, la compañía farmacéutica sólo quiere dar marcha atrás, no meterse en problemas. Eso es probablemente muy cierto… tan cierto como lo son los posibles efectos secundarios.

La pura verdad es que hay mucho que puedes hacer antes de pasar a la medicación. ¿Adivina qué? Come bien. No sólo para prevenir enfermedades sino también para combatirlas.

Hoy queremos mostrarles los remedios naturales que pueden encontrar en su nevera y que son mucho más seguros y saludables que los químicos. Vamos de pies a cabeza en nuestro cuerpo y les mostraremos que hay algo para todo. Excavemos en ello inmediatamente.

Empezando por la cabeza: el problema más común que lleva a la gente a tomar una píldora es un dolor de cabeza normal.

Los dolores de cabeza suelen estar relacionados con la deshidratación. Así que el remedio más simple en la tierra es: el agua. Mantente hidratado y disminuirás drásticamente el riesgo de tener un dolor de cabeza. 

Bajando más de nuestro cerebro llegamos a los ojos. Qué órgano tan importante, nunca pensamos realmente en ello, pero qué pasaría si perdiéramos de vista algo inimaginable.

Nuestros ojos no causan problemas de una manera particular, pero una vez que lo hacen, puede ser una situación muy estresante y ansiosa. La vitamina más importante para una buena vista es la vitamina A. El betacaroteno es un precursor de la vitamina A y se puede encontrar en todas las frutas amarillas-rojizas como las zanahorias, la calabaza, el melón, así como las espinacas y la col rizada. 

Quedémonos un poco en esta área… nuestra cara. ¿Qué es lo más preocupante de nuestra cara? Sí.

Envejecer, arrugas, una decoloración, pérdida de colágeno… ¡¡Notar la gravedad de una manera muy mala!! ¿Hay realmente algo que puedas hacer? Oh sí, sí que lo hay.
Aparte de un buen protocolo de limpieza y cuidado, la comida y los líquidos que bebes pueden hacer una gran diferencia.

El agua es la más importante con diferencia. Aparte del aceite de oliva, el té verde y los ácidos grasos omega 3 (aceite de algas) son los alimentos para una piel joven y brillante. 

Sigamos adelante en nuestro viaje hacia los dientes.

Otro órgano del que no solemos preocuparnos mucho hasta que sentimos dolor o surge un problema, como un diente roto o algunas caries desagradables.
Nuestros dientes necesitan calcio, al igual que nuestros huesos. Puedes encontrar mucho calcio bueno en la leche y el queso. ¿Pero qué pasa si eres vegetariano? Bueno, tienes que hacer un pequeño esfuerzo. Las verduras verdes, las semillas de sésamo o las legumbres son buenas fuentes, pero hay que comer mucho. Teniendo en cuenta la importancia de nuestros dientes y huesos, puede que incluso considere algunos alimentos fortificados con calcio para obtener suficiente de este importante mineral.

Siguiendo adelante, llegamos al corazón del ser humano, literalmente. La causa de muerte número uno en el mundo sigue siendo la enfermedad cardíaca.

Debido a los estilos de vida poco saludables y a la mala nutrición. El corazón necesita grasas saludables y lo más importante es evitar las grasas no saludables. Ve por el aceite de oliva, semillas de chía, nueces, semillas de sésamo o si comes pescado, salmón, caballa y atún. Los ácidos grasos omega 3 tienen una larga lista de beneficios para la salud, todos ellos por encima de la protección de su vida, también conocida como su corazón.

Justo debajo del corazón podemos encontrar nuestro estómago. Aquí es donde comienza la digestión de todo lo que comemos o bebemos. Una pequeña parte ya comienza en la boca, pero no nos pongamos muy técnicos. Nuestro estómago predigiere muchos alimentos que comemos, haciendo un buen trabajo día tras día. Hay algunas cosas que van mal en el estómago. No estamos hablando de tu suegra o de tu jefe. Las comidas pesadas, altas en grasa y azúcar no son lo que nuestro estómago prefiere. Para ayudar, come pequeñas porciones, más frecuentemente, evita el alcohol y las comidas difíciles de digerir, especialmente por la noche. El café también puede ser algo que no le guste mucho a tu estómago. Lo siento por eso, chicos. Lo que le gusta a nuestro estómago son los tés como la manzanilla o el hinojo, mucha fruta y verdura y muy pocos productos químicos, como el que se encuentra en esas listas de ingredientes de los 20 forros…

Justo al lado de nuestro estómago podemos encontrar el hígado que está haciendo un trabajo increíble en la desintoxicación. No estamos hablando sólo del alcohol en general o de las comidas de agradecimiento. También son las toxinas “no en nuestras manos” como la contaminación del agua del aire y el suelo que no podemos controlar, incluso si sólo comemos alimentos orgánicos. 

Puedes apoyar a tu hígado a lo grande comiendo muchos antioxidantes. Las verduras de hoja verde oscuro, las bayas, el chocolate oscuro, los pimientos rojos, los cítricos e incluso el café tienen cierto poder antioxidante.

 

Intente obtener la mayor cantidad posible de los alimentos mencionados anteriormente. 

 

Ahora llegamos a la parte que gana cada vez más atención e importancia en nuestro cuerpo cuando se trata de la salud y la enfermedad. 

El microbioma, nuestro intestino donde albergamos trillones de bacterias que nos ayudan a estar sanos y felices si las cuidamos bien. El microbioma ha sido vinculado a tantas enfermedades, salud y bienestar que lo convierten en una hormiga súper importante para la salud y la longevidad humanas. El nutriente clave aquí es la fibra. Come tanta fibra como puedas. La fibra es la que nutre las bacterias buenas en nuestro intestino haciéndonos saludables y felices. Los alimentos ricos en fibra son las legumbres, los cereales integrales, el cacao y las frutas.

Alrededor de la misma zona de nuestro cuerpo podemos encontrar nuestros órganos de reproducción.

Súper importante no sólo por reproducirnos, sino porque es el lugar donde se construyen la mayoría de las hormonas y estos pequeños embolsadores tienen un gran impacto en nuestra vida, nuestra forma, nuestro estado de ánimo y así sucesivamente.
Hay algunos superalimentos que apoyan nuestro tracto reproductivo y un saludable equilibrio hormonal. Uno de ellos es el polvo de maca. Varios estudios han demostrado el efecto beneficioso en nuestra libido, entre otros. Consiga su maca hoy si le preocupa este tema.

Lo que falta son nuestras piernas y aquí es donde queremos hablar de músculos y pérdida de peso.
Nuestros músculos necesitan carbohidratos para funcionar. La masa muscular es súper importante porque nos mantiene activos y tonificados.
Los carbohidratos saludables son importantes si haces ejercicio o si necesitas energía física. Una persona sedentaria necesita muchos menos carbohidratos que un atleta, lo cual es bastante lógico. El otro nutriente que entra en el juego es la proteína. La proteína construye el músculo y ayuda a prevenir la pérdida de masa muscular, lo cual es importante cuando tenemos un déficit de calorías para perder peso. La proteína también te mantiene saciado y estimula el metabolismo.

La proteína es, sin duda, el macronutriente más importante si quieres perder peso. Los veganos a veces luchan con la proteína porque no hay muchas fuentes de alto contenido proteico basadas en plantas. La proteína del guisante puede ayudar aquí. 

Este fue un viaje a través de nuestro cuerpo con los órganos y alimentos más importantes que ayudan a mantenerlos o hacerlos saludables. La ingesta de medicamentos con o sin receta puede limitarse mucho con una nutrición saludable. No sólo te sentirás mejor así, sino que tu cuerpo te lo agradecerá.